Image Alt

entrada-blog

“EL QUE NO LA HA HECHO, TIEMPO HA TENIDO O NO HA QUERIDO”La fermentación maloláctica, también conocida en muchos casos como “segunda fermentación” o “fermentación lenta”, ya que sucede prácticamente después de la fermentación alcohólica, es el proceso por el cual el ácido málicose transforma químicamente en ácido láctico. Este ácido puede estar presente en la pulpa de muchas frutas, y la sensación que percibimos cuando esta transformación tiene lugar es como si el

Clic-clac; clic-clac; clic-clac…“En la próxima luna menguante, una cuadrilla de podadores nos podarán con el clic-clac de sus tijeras. ¡Ooooh! ¡Qué chulas quedamos tan bien afeitaditas! Sólo nos dejan tres yemitas para que salgamos con más vigor. Entonces se nota un hormigueo por nuestros vasos…¡Ji, ji, ji, qué cosquilleo! Por dentro se me está moviendo toda la savia. Y como este invierno ha llovido mucho, estamos hidratadas. Mira, mira cómo se nos hinchan

La respiración  se reduce transpiración se detiene, las hojas se desecan y caen. Esto es lo que se conoce como “parada vegetativa”, la viña se despoja de las hojas. En este estado fenológico las yemas de invierno o dormidas aguantan temperaturas muy bajas. Por nuestras condiciones climatológicas -ausencia de heladas ó temperaturas muy bajas-, difícilmente la viña realiza esta parada completamente y se da el fenómeno conocido entre la gente del campo como “abanderamiento

Uuuuuuuaaaaauuuuuhhhhh….¡qué descanso! ¡qué sueño más rico!El período comprendido entre el final de la vendimia y el momento de la poda se conoce tradicionalmente como “reposo del viñedo”.Cual oso que hiberna, la vid atraviesa el período invernal en esta latitud, de manera similar, totalmente letárgica, disfrutando de un merecido reposo vegetativo.Tras la vendimia, entramos en un período temporal en que la parra se va desnudando totalmente de sus hojas. En el caso de las variedades

Vinos de Maceración Carbónica, supongo que habrán oído hablar de este término y sepan en qué consiste, sin embargo, por si no fuera así:“Se echan los racimos enteros, sin despalillar ni romper, en depósitos estancos saturados de anhídrido carbónico. Hay una parte de la uva que se rompe o se aplasta y sufre una fermentación normal, con levaduras, pero hay otra parte que sigue entera y realiza únicamente una fermentación intracelular, dentro de la

Hola a todos. Pues sí, finalmente nos hemos decidido y hemos abierto este blog. En el mismo nos proponemos pasar unos buenos momentos escribiendo y debatiendo con ustedes los diversos aspectos del mundo vitivinícola, con especial atención al espacio Tacoronte-Acentejo. Esperamos generar interés con el mismo y entusiasmo, casi idéntico, al que nosotros podamos sentir cuando “colguemos” un nuevo “post”. Y te avisamos, este blog lo hacemos entre varios, que tenemos perfiles e inquietudes