Image Alt

Tacoronte Acentejo


El vino tiene que formar parte de la nueva sociedad, debe ser cordial, debemos identificarlo con ella. El vino tiene que acompañar el arte, la cultura, el cine, la música, tiene que acompañar ámbitos que muevan el día a día de la sociedad, los negocios, las relaciones sociales, familiares y porqué no, el deporte. El vino tiene que dinamizarse, evolucionar y en algunas ocasiones llegar a reinventarse.
Las cifras de consumo de los últimos tiempos nos deben poner en “alerta roja”, y como consecuencia de ello debemos actuar y pensar que esto debe ser responsabilidad de todos.
Debemos empezar por elaborar vinos a gusto de todos, ¡no para unos pocos¡ Durante mucho tiempo el mundo del vino ha sido un mundo cerrado, elitista incluso. A la hora de pedir un vino en las diferentes cartas de los restaurantes se nos plantea un auténtico examen de conocimientos al respecto y la opción más simple es el precio ó la recomendación. Sedeben empezar a simplificar las tareas a la hora de poner los vinos a disposición de los consumidores, del público en general, desde los veinteañeros hasta los sesentones, poner el máximo de herramientas a su alcance: vino x copas; vinos x descorche; vinos x elaboraciones; vinos x Denominaciones de Origen; vinos x notas de cata.
En definitiva, debemos huir del consumo tradicional asociado a un servicio de descorche, decantación, cata de temperatura, etc., porque esto aleja a los nuevos consumidores que quieren disfrutar de un vino, en primera instancia, por el deleite del placer mismo de probarlo, descubrirlo y posteriormente…. ¡ya se engancharán! a seguir descubriendo lo que envuelve la copa de vino y todo lo que del mismo podemos aprender.
Por lo tanto, el vino y … -podemos rellenar estos puntos suspensivos con lo que queramos añadir, cabe todo lo que se te pueda ocurrir- ¡ATRÉVETE!

Post a Comment