Image Alt

Tacoronte Acentejo

Esta imagen que abre esta nueva entrada en este blog se corresponde con la portada de uno de los discos de la banda británica de música Sex Pistols. Iniciadores del movimiento musical punk rock en el Reino Unido y en buena medida en el resto de Europa y el mundo, en el segundo lustro de los años setenta del pasado siglo XX. La banda duró escasamente cuatro años, apenas sabían tocar correctamente los instrumentos musicales que utilizaban, pero en ese tiempo fueron capaces de captar amantes y detractores de su estilo musical (¡todos hablaban de ellos!), además de influir poderosamente con su vestir vanguardista en la moda de sus seguidores: imperdibles, collage de letras y pelos de colores. Y por si fuera poco, abrir un estilo musical influyente que hoy en día sigue con vida. En resumen, con sus claros y oscuros de por medio, en pocos años cumplieron ampliamente con el título de este post: “ser, es ser percibido”.
¿Y a qué viene esto con el mundo del vino (se preguntarán ustedes)? Pues sencillamente a que dicho eslogan debería estar presente en muchas bodegas cuando desean entrar a formar parte del mercado. En este orden de cosas, no vale solamente con cuidar con esmero los viñedos y conseguir óptimas uvas para elaborar vino. Tampoco es suficiente elaborar magníficos vinos para consumo temprano o de guarda. Ambas cosas son sumamente importantes, pero la comercialización de nuestro producto lo es aún más si queremos que el consumidor conozca nuestro vino, y por tanto, estar visible en el mercado. La receta para ello no es fácil de aplicar y cada caso requiere de un análisis concreto. No obstante, sí es importante para todos los casos, tener claro que para estar activamente en el mercado hay que estar presente en cuantos frentes surjan con las posibilidades de que disponga cada uno.

La asistencia a ferias, fiestas locales y regionales, la visita de medios de comunicación a la bodega y los viñedos, el uso de las redes sociales, la colaboración en campañas solidarias (más aún en estos tiempos grises), la presencia en Internet, la cooperación en acciones conjuntas con otras empresas locales del mismo o diferente sector, la búsqueda de alianzas con sectores mediáticos y la participación en eventos corporativos de todo tipo impulsados por el propio sector, son medidas, muchas de ellas muy sencillas de llevar a cabo y con un reducido coste económico.

No obstante, incluso contando con facilidades para participar en la batería de acciones propuestas con anterioridad, muchas veces y lamentablemente, son ignoradas por muchas bodegas que por una razón u otra siguen esperando a “su príncipe azul bajo el portalón de su palacio”. Evidentemente, y menos mal, existe la excepción que incumple esta regla, y en ella está usted, o así querríamos pensar. En conclusión y de entrada, “ser, es ser percibido”. El mercado no espera y hay que ir a por él. Y desde luego ¡es posible ir a por él!

Santi S.


Post a Comment