Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/12/d221347029/htdocs/wp-content/plugins/thelma-instagram-feed/lib/thelma-instagram-api.php on line 244
Image Alt

Tacoronte Acentejo

Durante una estancia reciente en Hamburgo tuve la oportunidad de visitar la exposición Food Revolution 5.0 en el Museo de Arte y Comercio (http://food.mkg-hamburg.de/en/exhibition/), dedicada a la reflexión sobre el mundo de la alimentación y la alimentación en el mundo, con propuestas que reclaman una reorientación de cómo producimos, distribuimos y consumimos alimentos.
Uno de los ejes transversales que acompaña a muchas de las propuestas exhibidas es el énfasis en construir una mayor proximidad entre la producción y el consumo. Los alimentos de proximidad y el fomento de este contacto directo entre consumidor y producción se convierten en propuestas organizativas de novedosos canales de distribución en la agricultura periurbana y reclaman un cambio en nuestras pautas de alimentación, otra “gastrosofía” tendente a incorporar la estacionalidad y procedencia cercana de la producción en nuestras elecciones en el punto de venta.
Y a la vista de los folletos de promoción de las tiendas de descuento alemanas, no se trata simplemente de simulacros utópicos en la cabeza de unos pocos, porque el marketing de estos gigantes de la distribución masivautiliza activamente el alimento del entorno próximo como reclamo. Como reza el siguiente buzoneo de agosto 2017: “es importante saber de dónde viene; tenemos más frutas y hortalizas frescas de tu región que las demás cadenas de descuento”.
Y todo ello también se manifiesta en cómo se organizan los propios consumidores. Entre los links que recomienda el catálogo de la exposición, hay uno que nos lleva a la asociación de los “Salvadores del Tomate” (https://www.tomatenretter.de/). Se dedican a recuperar sabores de antaño en sus huertos.
Esta “ola de proximidad”, la revalorización de los alimentos locales, ¿nos llegará a Canarias? ¿De manos de quién? ¿O ya ha llegado?

D.G.

Post a Comment