Image Alt

Tacoronte Acentejo


Desde siempre se han empleado comentarios en el mundo del vino que se han convertido en referentes y se llevan de boca en boca sin parar a comprobar su veracidad. Hoy en día, algunas de éstos empiezan a estar cuestionados. “El vino tinto se toma a temperatura ambiente”, para que esta afirmación sea cierta deberíamos añadir: si el lugar de conservación reúne las condiciones propicias de frescura y se ha propiciado un buen desarrollo de la elaboración del vino. “Los vinos mejoran con el tiempo”,una frase mil veces repetida y no cierta en la mayoría de los casos ya que no todos los vinos ganan con el envejecimiento en botella. De hecho, los hay que se recomienda consumirlos en la misma añada. “Los reservas son los mejores”, el período de envejecimiento no garantiza la calidad de un vino, y diferentes tipos de producto no pueden someterse a comparaciones. Hay grandes vinos jóvenes y hay grandes vinos envejecidos, como siempre hay de todo en todas las categorías. “Los vinos más caros son los mejores”, el precio del vino está ligado a muchos factores, algunos, incluso, ajenos al propio vino: producción, variedad, proceso de elaboración, calidad, etiqueta, envase, tipo de tapón, … el marketing, el diseño específico, una vendimia compleja, …, puede encarecer el precio del un vino sin ir ligado a la calidad. “Las lágrimas del vino indican su calidad”, frase socorrida por los consumidores novatos en sus primeras apreciaciones en el recorrido del vino por la copa. Simplemente, si vemos como se forman las lágrimas al pasear nuestro vino por la copa estaremos ante un vino con un alto contenido alcohólico, independientemente de su calidad.

Mari Paz Gil

Post a Comment