Image Alt

Tacoronte Acentejo

“El recorrido”

2.333 kilómetros en línea recta entre una y otra, tan lejos y tan cerca. Si bien es cierto que en términos puramente matemáticos están muy distantes una de otra, la realidad es que hay elementos que las acercan. Afirmaciones que son válidas para ambas: “la principal actividad económica es el turismo, toda su economía depende, directa o indirectamente de la actividad turística”

La historia del cultivo de la vid en las dos islas se remonta a siglos pasados, así que tienen historia vitícola, si bien la trayectoria de una y otra han llevado caminos diferentes. La filoxera llega a Mallorca en 1891 y deja fulminadas las viñas mallorquinas, que no tienen su recuperación hasta la segunda mitad del siglo XX. La historia de la crisis de la viña en Canarias, tuvo otro protagonista, que fue la Ley de Navegación impuesta en 1680 por el monarca inglés que generó Compañías de Monopolio del comercio. El despegue de la viticultura canaria tardó en llegar, iniciándose en el año 1956 con la fundación de la Cooperativa Vitivinícola de Fuencaliente y las bodegas comarcales sucesivamente.

En estos  momentos el reto de la D.O. Binissalem y de  la D.O Tacoronte-Acentejo confluyen en un objetivo, hacer que sus vinos y su territorio sea conocido y saboreado por sus millones  de visitantes.
Mari Paz Gil

Post a Comment