Image Alt

Tacoronte Acentejo

 
Las condiciones climáticas favorables para el desarrollo del cultivo de la viña, en la comarca, que nos indicaban un tiempo estable, han dado un giro notable;  con una bajada de temperatura, la humedad relativa media se ha incrementado y empieza a haber humedad foliar, por lo que se completa el cuadro de condiciones adecuadas para la proliferación de hongos que originan graves enfermedades, en hojas y racimos, como mildiu y oídio. Es un momento delicado en cuanto a la sanidad del cultivo se refiere, debemos estar vigilantes y ver si se observan o no síntomas de enfermedades, porque pueden dar al traste con buena parte de la cosecha y mermar la calidad del producto final e incluso puede tener repercusiones negativas sobre las vendimias de años posteriores.
Hay que tener en cuenta que la incidencia y los daños de estas enfermedades, suele aparecer con mayor facilidad en parcelas con menor ventilación en los racimos, por lo que es importante la necesidad de realizar adecuadamente las prácticas culturales como poda en verde, deshojados y/o desbrozado, ya que de lo contrario se facilitarían retenciones de humedad a nivel de las plantas y falta de eficacia en el tratamiento con fungicidas.
Conocer  la forma de actuar de estos microorganismos, sus causas y efectos, así como los tratamientos que se pueden aplicar contra ellos estos días puede ser clave para la calidad de la futura cosecha de uva y vino de este año.
  
F. D.

Comments

  • Tienes toda lar razón, nosotros este año en el catálogo que tenemos hemos visto como se ha reducido bastante por estos problemas, espero que sepan encontrar una rápida solución pronto

    14/07/2016

Post a Comment