Image Alt

Tacoronte Acentejo

Este es uno de los refranes que conocemos en nuestra tierra anunciando el momento de trasegar los mostos y los vinos. Existe otra versión del mismo refrán “Por San Andrés, el vino nuevo viejo es”, que indica que nuestro vino, puede ya ser embotellado.
San Andrés es la noche donde confluyen elementos de tipo festivo, gastronómico, popular y simbólico, se abren las bodega para probar el vino nuevo y esta cata popular se acompaña de gastronomía tradicional, cobrando especial presencia las castañas asadas y guisadas con matalahúva.
Noviembre en Canarias es tiempo de abrir bodegas y celebrar tradiciones. El vino es unos de esos productos ligados al pasado, presente y futuro de Canarias, que todo el proceso de su elaboración se ha ido adornando con fiestas y tradiciones.
Existen explicaciones populares como las que afirman que San Andrés se emborrachó y se quedó dormido y los niños lo despertaron colgándole cacharros. O como la que cuenta que el santo, cojo y borracho, llegó a finales de mes y no a principios como el resto –el 1 de noviembre es el Día de Todos los Santos–. Otros hablan del ruido como forma de ahuyentar a la temida langosta o de la costumbre de los bodegueros de arrastrar toneles hasta el mar para limpiarlos.
En lo que todos están de acuerdo,  es que es la culminación de todo el proceso de elaboración y un momento adecuado para disfrutar con amigos y probar el vino nuevo. ¡SALUD¡
Mari Paz Gil

Post a Comment