Image Alt

Tacoronte Acentejo


Portada y viñeta en “La balada del norte” de Alfonso Zapico

(Astiberri Ediciones, 2015)

Alfonso Zapico, Premio Nacional de Cómic 2012, dedica nuevamente viñetas al vino de la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo; esta vez, en su nueva novela gráfica “La balada del norte” recientemente editada por Astiberri Ediciones. Concretamente, en el capítulo décimo de dicho título, el joven protagonista Tristán busca en el botellero de la casa de su padre un vino, encontrando un Tacoronte-Acentejo de maceración carbónica y eligiéndolo para pasar una relajada velada de sillón. Particularmente, me encanta descubrir anacronismos entre viñetas, y más aun cuando se trata de guiños directos a un determinado sector, como es en este caso.
“La balada del norte” se ambienta en los acontecimientos revolucionarios ocurridos en Asturias durante la Segunda República Española. Constituye una nueva aportación del mundo del tebeo al entendimiento de la Historia de España. Sus páginas muestran magníficamente la intrahistoria que en su momento definiera don Miguel de Unamuno; una intrahistoria que en este caso que nos ocupa nos deja entrever la vida diaria del sector de la minería asturiana con sus miserias y alegrías, sus amores y decepciones. En esta novela gráfica, cada personaje representa un ideal y un sentir de la sociedad del momento, se observan las distintas clases sociales y se muestra la efervescencia política que inunda el ambiente.
La magia de este cómic se circunscribe a una narración gráfica, potentemente documentada, que hasta el momento se balancea perfectamente entre las distintas opciones sociopolíticas sin caer en demagogia. Es una historieta de largo kilometraje donde las 226 páginas de este primer tomo se leen de un tirón, pues el estupendo guión no deja al lector un respiro con un dibujo elaborado en “escala de grises” a base de sutiles aguadas que tan bien sabe hacer Zapico y que ya definen su obra; es más, espero ya ansiosamente la segunda y última entrega de esta nueva magna obra del historietista asturiano. Altamente recomendable para todos los amantes del tebeo y de la historia reciente de este país; además de constituir una nueva referencia de la presencia del vino canario en los tebeos, en este caso con nombre y apellido: Tacoronte-Acentejo.
Santi S.

Post a Comment