Image Alt

Tacoronte Acentejo


En este mes de mayo, con la primavera avanzada, se suceden varias de las fases más importantes en el ciclo vegetativo de la vid, encontrándose la mayor parte de los viñedos en un estado fenológico donde los racimos florales están totalmente desarrollados y tienen su forma típica.
Es un periodo en el que la sensibilidad de la viña a enfermedades como el mildiu, oídio y botrytis, es elevada, debido generalmente a las condiciones climáticas de la comarca. La falta de control de estas enfermedades puede causar reducciones importantes de rendimiento y calidad en las uvas para la elaboración de los futuros vinos.
En todos los casos se recomienda utilizar técnicas preventivas, basadas en las prácticas culturales, con las cuales no sólo reducimos la severidad del ataque, sino que a la hora de un control químico o biológico éste sea mucho más efectivo.

F. D.

Post a Comment